Conozca su Comida

Foto: Envato

Antes que se dé cuenta, será el inicio de la temporada de bayas ó moras. Las frambuesas, bellas como una gema preciosa, son el toque perfecto para darle un nuevo giro a sus ensaladas y postres o para comerse un puñado de ellas.

Comer frambuesas es una excelente manera de aumentar su consumo de fibras naturales. Una sola taza de estas delicias contiene nueve gramos de fibra, el equivalente a casi 1/3 del requerimiento diario para la persona promedio. Y lo mejor del caso es que esta misma taza de frambuesas solo le aporta 60 sabrosas calorías, así que aproveche la temporada teniéndolas siempre a mano.

4 Formas de Disfrutar las Frambuesas

  1. Licuadas: 1 taza de frambuesas, unas cuantas cucharadas de yogur griego y media naranja para obtener un delicioso licuado para el desayuno o la merienda.
  2. Como jarabe: Muela unas frambuesas con una o dos cucharadas de azúcar y déjelas reposar toda la noche en el refrigerador. Al día siguiente tendrá un delicioso y natural jarabe con el cual podrá aderezar platillos y postres.
  3. Deshidratadas: Deshidrate las frambuesas hasta que se hayan disminuido en aproximadamente el 60 % de su volumen original y ya no se vean húmedas. Guárdelas en un frasco. Podrá disfrutar de ellas simplemente como un bocadillo o en sus ensaladas favoritas.
  4. Para animar: Esparza frambuesas frescas o deshidratadas sobre su cereal o mézclelas con su granola. Le encantará el sabor vibrante y su cuerpo le agradecerá el agasajo nutritivo.

Las frambuesas contienen ácido elágico. Recientemente se descubrió este compuesto en asteroides; y no solo eso, además, las pruebas preliminares presentan indicios prometedores de que tiene propiedades anticancerígenas.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published.